Liposucción y aumento de pecho. Post-operatorio sin dolor

30/05/2020

El Dr. Carlos Rubí  es cirujano plástico estético y reparador. Se ha formado entre Navarra y Bristol y ha completado su formación en Dallas (Texas), Nueva York, Reino Unido y España. Actualmente atiende a sus pacientes en la Clínica Quirón Salud Palmaplanas en Palma de Mallorca y en Barcelona.

Su especialidad, la cirugía plástica estética y reparadora, está reconocida por el ministerio de sanidad y es la única que incluye una formación específica. El de "cirujano plástico, estético y reparador" es único título oficial que existe en nuestro país para ejercer dicha especialidad. Los cirujanos que hacen cirugía estética ponen en valor esta formación ya que actualmente en España hay más de 25.000 profesionales que se dedican a la cirugía estética y que se hacen llamar "cirujanos plásticos" o "cirujanos estéticos" sin serlo, según denuncian algunos especialistas. El propio doctor nos explica porqué.

Para poder llamarse "cirujano plástico" un médico debe hacer un examen a nivel nacional y una especialidad de 5 años con subespecializaciones posteriores de 1 o 2 años. 

En nuestro país solo existen alrededor de 1.500 cirujanos plásticos debidamente acreditados. Esta situación de intrusismo profesional puede poner en peligro la vida de las personas, ya que como cualquier cirugía, la estética, se puede complicar y con un cirujano plástico "de verdad" hay mucho menos riesgo de complicaciones y más probabilidades de que, si ocurriese alguna, la situación se maneje como toca. Esta situación no es un delito en España pero sí es una falta de ética profesional muy grande, no se puede engañar a los pacientes.


Dentro de la cirugía plástica realiza intervenciones de todo tipo ¿Cuáles son las intervenciones que más realiza?


Las cirugías que más realizamos en nuestra especialidad dependen de la población que estudiamos y su edad. La cirugía de la mama es de las que más realizamos. El aumento es típico en chicas más jóvenes, aunque se hace a todas las edades. 


En pacientes a partir de los 30 o 40 y especialmente después del embarazo se suele recurrir al aumento de pecho o elevación de mama y también es típica la elevación, el aumento o la reducción a partir de los 40. Otra cirugía muy frecuente es la de liposucción, lo que llamamos cirugía de contorno corporal, técnicas de lipoescultura de alta definición para no solo quitar grasa sino dar una forma bonita al cuerpo. 


¿En qué consiste la lipoescultura de alta definición?


Consiste en aspirar la grasa que se ha acumulado en zonas que hace que el contorno del cuerpo no se vea tan atractivo. Se realiza a través de unos orificios muy pequeños especialmente de esas zonas problemáticas como las cartucheras o los laterales (los flancos, que popularmente conocemos como michelines) para darle mas armonía al cuerpo, más proporcionalidad. Creamos curvas más atractivas. En la mujer, eliminamos la grasa de esas zonas y marcamos la cintura o la curva de la espalda, en el hombre marcamos los abdominales.


Es un procedimiento que cada vez se demanda más porque vivimos exponiéndonos en redes sociales permanentemente y la gente quiere dar la mejor versión de uno mismo.Una técnica que ya tiene años pero que cada vez se utiliza con más frecuencia es la de aumento de pecho con tu propia grasa. Tras la liposucción, se vuelve a inyectar la grasa extraída en el abdomen y se coloca en el pecho, es una técnica muy habitual.


¿El cuerpo reacciona mucho mejor al ser tejido propio?


Así es, no va a necesitar un mantenimiento, un control o una re-intervención en el futuro. Además las técnicas se han depurado mucho en los últimos años. Son cirugías que antes tardaban mucho, ahora con la tecnología que utilizo una liposucción con aumento de mama puede estar hecha entre una hora o hora y media y los pacientes tienen un post-operatorio muy bueno.


Un indicador de calidad en medicina en general y en cirugía estética en particular es como se siente el paciente tras la operación. Uno de mis objetivos máximos es primero dar el mejor resultado posible desde el punto de vista estético y el segundo es que el paciente tenga el mejor post-operatorio posible, con las menores molestias posibles y la recuperación más rápida. 

El “fast recovery” o recuperación rápida es un gran cambio en la cirugía gracias a los avances en la tecnología

¿En qué ha ayudado ese avance de la tecnología a la cirugía estética y as intervenciones?

Esto ha cambiado bastante con el paso de los años, muchas de las investigaciones ahora van hacia ese lado, a los procedimientos mínimamente invasivos y mejores recuperaciones tras la intervención. Un aumento de mama tradicionalmente tardaba una hora y media. Los pacientes llevaban drenajes, unos tubos que salían al exterior. Hoy en día la investigación da muchos datos de porqué no colocarlos es una buena opción. 


Antes, los ingresos eran más largos (aunque todavía hay cirujanos que tienen ingresados a los pacientes hasta dos días) y con analgésicos muy potentes. Además, antes las cicatrices eran muy grandes. Ahora mismo un aumento de mama estándar conlleva una cicatriz de entre dos y tres centímetros (lo pueden ver en su perfil de instagram, @drcarlosrubi).


Es una cirugía que tarda media hora o cuarenta minutos como mucho, con una recuperación rapidísima, los pacientes se podrían ir el mismo día,pero yo les dejo una noche por precaución, para que descansen, no tengan que madrugar al día siguiente y comprobar que han pasado una buena noche. La recuperación del aumento de mama no es lo que era.La técnica se hace de una manera cuidadosa y la tecnología hace que se haga de una forma mas rápida. El “fast recovery” o recuperación rápida sí es un gran cambio en esta cirugía y en la rinoplastia, una de las  cirugías que más realizo. 


¿Qué destacaría en el ámbito de la rinoplastia?


Es probablemente una de las cirugías más complejas de llevar a cabo ya que además de ser estética es funcional, porque los pacientes tras la intervención deben empezar a respirar bien o seguir haciéndolo  dela manera correcta. Es raro que mis pacientes de rinoplastia tengan un morado en la cara o dolor post-operatorio. Las investigaciones científicas ponen a prueba los domas establecidos previamente.  


Con una serie de detalles técnicos, dando unos puntos en determinadas zonas, permite no colocar tapones en el post-operatorio de la rinoplastia o rinoseptoplasia (que se realiza tocando el tabique) y hace que no sea tan doloroso y la recuperación sea más rápida.


Las investigaciones nos ayudan a que los tratamientos sean mas cómodos para los pacientes, que es que lo que queremos todos. A veces vienen con miedo cuando no te conocen y yo les digo que soy un cirujano sin dolor, nunca voy a permitir que un paciente sufra porque a mi como paciente no me gustaría.


Hablando del post-operatorio, para algunos pacientes será más difícil que para otros volver a la normalidad, como por ejemplo aquellas mujeres que se operan después de ser madres. Muchas personas querrían mejorar su aspecto físico, pero se resignan a no realizarse ninguna intervención por las dificultades que pueden entrañar teniendo hijos.


Precisamente este es un paciente típico en la consulta, es el de cirugía post-maternidad. En los embarazos se producen muchos cambios físicos además de los hormonales. Lo fisiológico es engordar un quilo y medio por mes de embarazo, por lo que podrían engordar entre 9 y unos 12 kilos en total y hay gente que engorda más. El tema del aumento de peso no suele ser un problema porque se suele perder en su totalidad o bien quedarse en algún kilito de más. El problema más bien es qué ocurre en el abdomen y en el pecho tras el embarazo.


En el abdomen ocurre que los dos músculos fundamentales que lo mantienen plano se separan para que el útero con el niño dentro pueda crecer. Se separan del ombligo y luego se vuelven a juntar, pero muchas veces no se juntan lo suficiente, lo que se conoce como diástasis de rectos y ésta separación hace que meses después del parto parece que sigan embarazadas. 


¿La diástasis de rectos es una afección muscular?


Realmente es fascial, el tejido que une los dos músculos. Hay una recuperación del músculo abdominal pero la fascia se queda ensanchada. Este cambio tiene repercusiones estéticas obvias pero también funcionales, se asocia a trastornos de dolor de espalda, dolor de abdomen, alteraciones en la digestión...todo ello documentado científicamente. La cirugía de “plicatura de rectos” es muy habitual y ya que se juntan los músculos en el 99% de los casos suele haber un exceso de piel o de grasa que antes no había y mediante liposucción se consigue un abdomen con unos resultados incluso mejor que antes del embarazo. Igual pasa con los pechos tras el embarazo y sobre todo después de la lactancia. Lo típico suele ser la elevación de pecho y relleno con su propia grasa o con implantes, depende de cada paciente y el volumen que se busque. Cada paciente es único y no vale una receta para todos.


Hay muchas pacientes que pueden pensar que la cirugía no es para ellas, en el caso de la operación de pechos, porque lo asociamos a un resultado artificial.


La buena cirugía estética es aquella en la que se nota un cambio pero no se nota la intervención, lo que sería un resultado natural. Una cirugía que se note es lo que llamamos una cirugía estigmática, eso no es un buen resultado estético. Una parte de la población tiene una visión distorsionada de lo que es la cirugía estética porque la asocia a unos pechos totalmente artificiales o una nariz tipo “Michael Jackson”, eso no es cirugía estética, es mala cirugía estética.


La enorme mayoría de los cirujanos plásticos bien formados hacen muy buena cirugía estética y en España hay un nivel muy alto de muy buena cirugía estética. Tengo muchos colegas de profesión y amigos que hacen trabajos extraordinarios. La cirugía estética buena es aquella que no llama la atención. Una buena rinoplastia es aquella en la que la gente ve una cara bonita y no repara en que en la nariz tenga nada hecho y esta es la buena cirugía estética y es la que hacemos los cirujanos plásticos.


De rinoplastia seguiremos hablando con el Doctor Rubí en nuestra siguiente entrevista, concretamente conoceremos como con este tipo de intervenciones se puede tratar la apnea del sueño.


La cirugía estética no es ni frívola ni un capricho. Bien indicada y bien hecha tiene un impacto positivo en la vida de los pacientes que solo quienes han pasado por ella pueden entender”- Dr. Carlos Rubí