Cómo elegir los implantes correctos

30/05/2020

La vida media de un implante a día de hoy está en torno a unos 25 años. Las cirugías son mínimas, el paciente puede rehabilitar toda su boca en cuestión de 24 horas, casi sin intervención. Además, nadie diferenciaría lo que es prótesis sobre implantes de dientes naturales. ”


José Manuel Ordaz es director médico y copropietario de Global Dent Balear y nos da a conocer la odontología del Siglo XXI, cuyos avances tecnológicos nos permiten poder lucir implantes nuevos en un solo día. Con él derribamos algunos mitos, especialmente para aquellas personas mayores que temen ponerse en manos del dentista y cuya imagen de este profesional está anclada en el pasado.

“Queremos informar a la población, enseñarles especialmente a las personas mayores que tienen tantos problemas con sus prótesis (a la hora de hablar, de comer...) y que creen que aquello no tiene otra solución, que su calidad de vida puede mejorar y tener una calidad masticatoria correcta”.

A día de hoy, en el Siglo XXI la odontología no es la misma que hace años atrás, donde la gente tenía temor o incluso pánico a entrar en la consulta. Los pacientes, previo diseño, entran en la clínica en el mismo día y se pueden ir al cabo de unas horas con dientes fijos.

¿En qué han cambiado los implantes dentales de hace 15 años a hoy ?

En referencia al procedimiento, el tema del dolor en la odontología siempre ha sido un tema tabú, ya no se producen grandes cirugías que dejaban al paciente inflamado y con dolores durante un periodo largo.

A día de hoy ya hay sistemas avanzados como la sedación consciente o las llamadas “técnicas mínimamente invasivas”. Son cirugías mínimas, se pueden hacer hasta intervenciones de 2 o 3mm, el paciente puede fijar las prótesis y rehabilitar toda su boca en cuestión de 24 horas, casi sin intervención y apenas sin dolor.

En cuanto a las prótesis, han cambiado las superficies y los materiales que utilizan se permiten una estética muy similar a las que un paciente normal que no lleve implantes puede conseguir. Es más, la mayoría de los casos los reportamos fotográficamente y nadie (ni siquiera el paciente) diferenciaría lo que es prótesis sobre implantes de dientes naturales.

¿Tanto es el nivel?

A día de hoy la gente primero acude a la clínica dental normalmente buscando estética y somos los profesionales los que nos encargamos de re dirigirles hacia la parte de la función masticatoria, consiguiendo la máxima estética posible.

Rompemos el mito de “el dentista solo da la estética”. No. Se busca desde la funcionalidad hasta la máxima estética pero consiguiendo resultados óptimos.

En todo caso lo más importante es cuidarse bien los dientes durante toda la vida, para no tener que llegar a esa solución, inevitable en muchos casos debido a la edad y el paso del tiempo. En otros casos se puede evitar o retrasar con una correcta higiene bucal.

Cada vez se hace más hincapié en la prevención en menores, en las técnicas de cepillado. Tenemos un equipo completamente configurado de acuerdo a la prevención, con profesionales de primera linea que se actualizan constantemente y lo que buscamos es que el paciente por si mismo pueda actuar.

Global Dent siempre ha promocionado la prevención en niños y adultos, pero los pacientes de determinadas generaciones no tuvieron la posibilidad de prevención. Yo siempre les pongo el mismo ejemplo, vale mucho más un diente de un paciente que no un implante, pero también tenemos que llegar a dar esa posibilidad a la gente que por diferentes circunstancias han podido perder esas piezas dentales en el transcurso de los años.

En estas dos últimas décadas, además de que los implantes son mucho mejores ¿Se tienen que hacer menos? ¿Se nota esa mejoría en la higiene bucal en toda una generación?

La prevención y la promoción de salud cada vez va a más. Sí, se ve que determinadas generaciones son conscientes de ello.

Pero también está pasando en esta profesión que se está de alguna manera contaminando, porque el proyecto dental se está volviendo un poco más mercantilista de lo que corresponde. Aparecen franquicias, clínicas que tratan de volver un poquito la rueda hacia atrás.

Nosotros en la clínica a parte de la prevención tratamos de educar al paciente dándole en todo momento todas las explicaciones y toda la información que necesita para que en todo momento sea lo que tiene que hacer.

Las últimas dos generaciones sí que se nota cierta mejoría de acuerdo al tema de la estética, la prevención y la salud, pero sigue habiendo el mito de que “no es necesario cepillarse los dientes” o que de todos modos los dientes se van a caer, se plantean “que más me da tratarme que no tratarme”.

Por lo tanto, tenemos que promocionar muchísimo la educación, invertir mucho tiempo nuestros pacientes para que ellos mismos se den cuenta de que con un cuidado adecuado, con la prevención adecuada y con unas revisiones adecuadas, la boca funciona de una manera muchísimo mejor.

La pregunta que muchos nos hacen es si los implantes son para toda la vida. Si una boca está bien cuidada, tiene sus citas regladas de revisión, de prevención, se alargará en el tiempo el máximo posible. Con los implantes pasa exactamente lo mismo. Muchos de los implantes si se cuidan y llevan un riguroso control (que no implica más que una revisión anual y una valoración por parte del profesional) pueden durar muchísimos años. La vida media de un implante a día de hoy está en torno a unos 20-25 años siempre que el estado bucal sea el adecuado.

Si nos lo ponen ya entrados en años, entonces ¿un implante es “para toda la vida”?

Los implantes se llevan poniendo desde 1979 por lo tanto si una persona ha cuidado perfectamente esa boca el implante tiene una proyección de futuro muy amplia. Yo no tengo la sensación cuando veo un implante que lleva 25 años puesto de que el año siguiente se vaya a caer.

Rehabilitar una boca con cuatro o tres implantes como se puede hacer ahora para dar una “arcada completa”, desde un molar de la derecha al molar de la izquierda, no requiere demasiados cuidados.

Cuando hay determinado número de implantes el paciente debe venir a la clínica una vez al año y desmontarlo para llevar un control radiográfico y saber que todo está en su sitio para simplemente darle otro año o año y medio de seguimiento.

El cepillado es igual, hay que ajustar un poquito más las técnicas de cepillado con determinados sistemas que siempre se les enseña los pacientes, pero al fin y al cabo son protocolos que el paciente obtiene en la clínica y que tiene que perdurar en el transcurso del tiempo.

¿Qué tanto por ciento de la población se tiene que poner un implante?

Todavía estamos rescatando las generaciones anteriores y las personas mayores sí que son un porcentaje elevado, seguramente en torno a 50-60 por ciento.

En gente joven cada vez es menos, suelen darse problemas como la “ageneses” o falta de dientes en el crecimiento o traumatismos, pero normalmente cuando un diente ha fracasado, lo que hacemos es buscar la solución, que es para lo que se crearon los implantes.

En las personas de la tercera edad, se utilizan para dar esa sostenibilidad y categoría para poder tener una calidad adecuada de vida.

Los implantes no solo se refieren a una dentadura completa, también se pueden hacer de manera individual.

Se pueden hacer rehabitaciones completas desde 6 hasta 10 implantes o un diente unitario que haya tenido un problema en concreto y que se puede utilizar para reponer ese diente.

De hecho tenéis un descuento de 30% en implantes hasta final de año para acercarlos a la población general, que como mínimo puede llegar a vosotros y preguntar.

Queremos demostrar que un paciente entre los 50- 70 años puede venir tranquilamente a analizar su boca de manera totalmente gratuita y hacer un estudio de su estética y recuperar la imagen con la que hace años se identificaban, porque muchos nos dicen “yo en las fotos me veía de esta manera y siento que he perdido mis dientes”.

El otro día tuvimos una intervención de una mujer de 90 años y decía que es lo mejor que se ha hecho en su vida. Y es que viven en la incomodidad, no poder comer, sonreír, hablar... al final viven limitados por la falta de información y este es un poco el objetivo que nos ha permitido Mallorca Médicos, el llegar a este tipo de población mediante esta promoción para que ellos sean capaces de identificar que también se puede hacer el tratamiento.